TAL NITZÁN

TAL NITZÁN

Israel. Poeta, novelista, destacada traductora y activista por la paz, ha publicado seis  poemarios  y una novela. Obtuvo, entre otros, el Premio del Ministerio de Cultura para Poetas Principiantes, el Premio al Primer Poemario, el Premio del Primer Ministro, el Premio de Poesía de la Universidad Hebrea. Sus poemas han sido traducidos a más de 20 idiomas, y 12 recopilaciones de su poesía se han publicado en inglés, italiano, francés, lituano, portugués, alemán y español. Con más de 80 obras traducidas, es la mayor traductora de literatura hispana al hebreo. Además de una adaptación del Quijote para lectores juveniles y dos antologías de poesía latinoamericana, ha traducido autores de la talla de Cervantes, Neruda, García Lorca, Paz, Borges, Vallejo, Cortázar, García Márquez y Bolaño. Entre otros galardones ha recibido una Medalla de Honra del Presidente de Chile por sus traducciones de Pablo Neruda.

SOSIEGO

No hay cosa más callada

que los golpes que descienden sobre otros,

ni menor amenaza

al reposo del alma satisfecha.

Muda la derrota en sus ojos,

sus brazos

caídos en silencio.

Qué agradable placidez.

Salvo un sonido sutil, penetrante,

molesto sobre todo en las mañanas

pero fácil de acallar

con el tranquilizante crujido de las hojas del diario.

Antes de cubrirse de escombros

quedarán sepultados bajo la sección espectáculos,

la taza de café a medias,

un portazo

en nuestra casa

que está en pie.

 

EL PUNTO DE LA TERNURA

…at the hour when we are

trembling with tenderness

lips that would kiss

form prayers to broken stone.

         T.S. Eliot

Aquí reside la ternura.

Aun si al corazón, en su mutismo,

se lo tragó la ciudad como a una piedra;

debes saber: éste es el punto de la ternura.

Dame tu mano en el mundo.

Vi a una madre hablándole rencorosa a su hijo,

asolándolo con palabras;

vi plegarse un edificio hasta el polvo,

con lentitud, un piso dentro de otro.

Cuánto debemos apiadarnos,

cuánto apaciguar.

Cuando se cierra la noche

sobre una nuca no besada

ya no hay remedio:

todo ahogo

en cada garganta,

tiene sólo una cura,

Mira, simplemente, éste es el punto.